Bajó el desempleo a un dígito?

Reportaje de Jorge Halperin La siesta inolvidable, Radio Mitre, 22-06-2007

 

REPRODUCCION DE LA ENTREVISTA

  • Fecha: 22 de Junio de 2007
  • Emisora: Radio Mitre
  • Programa: La Siesta Inolvidable
  • Conductor: Jorge Halperin
  • Duración: 8 minutos

Jorge Halperín – Bueno, desde el gobierno ratifican que está cerca el régimen de doble, fin del régimen de doble indemnización. Ustedes recuerdan que el gobierno había prometido que cuando el desempleo bajara a un sólo dígito, o sea menos del 10%, se iba a eliminar la doble indemnización que hace tiempo ya no es doble sino que – si no me equivoco – es una vez y media la indemnización tradicional. El jefe de gabinete Alberto Fernández estimó esta mañana que probablemente en la próxima medición del índice de desempleo va a haber bajado a un dígito y por ello quedaría sin efecto la indemnización aumentada. Consideró que por esa razón el presidente Néstor Kirchner habló ayer en México sobre la inminente anulación de la medida que rige para los trabajadores despedidos desde la última crisis económica de 2001.

Para informarnos mejor acrezca de este tema estamos comunicados con Javier Lindenboim, director del Centro de Estudios Socio-Laborales que también produjo en los últimos días otra investigación sobre el empleo que nos pareció muy interesante. La pregunta es: ¿en los próximos años va a haber más empleo y mejores salarios o al revés? ¿qué va a pasar? Bueno, para hablar de todos estos temas, vamos a dialogar con Javier Lindenboim.

Javier, Silvina Walger, Barragán y Jorge Halperín te saludan, ¿cómo te va?

Javier Lindenboim  – Hola, muy bien, ¿cómo están ustedes?

Jorge Halperín – Bien, por suerte. Queríamos ver  por un lado si te parece que las mediciones son correctas en cuanto a que ya no hay un desempleo de dos dígitos porque hay mucha discusión sobre ese punto.

Javier Lindenboim – Si, claro y no la vamos a poder disipar completamente, seguro, porque el nudo de las discusiones están originados en el hecho que el INDEC desde la multiplicación de los planes de protección a los desocupados, específicamente el plan Jefas y Jefas en 2002, decidió que aquellos desocupados que declararan que tenían como único ingreso ese subsidio y que realizaban alguna contraprestación que está pautado en el programa, a esas personas las consideraba como ocupados.

Jorge Halperín – Pero es bien irreal eso.

Javier Lindenboim – Bueno, realmente es una decisión respetable como cualquier otra decisión de uso de los datos pero…

Jorge Halperín – Por lo menos muy discutible.

Javier Lindenboim – Por lo menos muy discutible, esa es la razón por la cual el mismo Instituto de Estadísticas y Censos publica dos interpretaciones paralelas respecto de las cuales los valores son unos puntos por arriba de este resultado. En realidad cuando empezó a hacerse esta disociación de las estimaciones, las diferencias eran de varios puntos, eran por lo menos de 4 puntos.

Jorge Halperín – Claro.

Javier Lindenboim – Ahora ya estamos en algo menos que en 2 puntos porcentuales de diferencia.

Jorge Halperín – Vale decir que si uno lo mide considerando ocupados a los que reciben un plan Jefes, ya bajó del 10%.

Javier Lindenboim – Ya bajó del 10% como lo anunció el presidente con bombos y platillos hace tiempo.

Jorge Halperín – Pero si lo mide considerando que los que reciben ese subsidio no son realmente ocupados, no bajó todavía del 10%.

Javier Lindenboim – No, estaremos, no sé lo que va a decir la próxima medición pero la última estábamos en el orden del 12%.

Jorge Halperín – Claro. Ahora te queríamos preguntar bueno, sobre este estudio que ustedes han producido en estos últimos días que se hace la pregunta de si en los próximos años toman el período 2006-2011, si va a subir el empleo y si va a subir el salario, es decir si va a haber más empleo y mejores salarios, ¿cuál es un poco la conclusión?

Javier Lindenboim – La conclusión es que el empleo se puede prever que vaya a seguir incrementándose aunque la tasa de desempleo en las distintas alternativas que se barajan ahí en el ejercicio no son demasiado optimistas en cuanto a que baje demasiado el desempleo. Es más, hay algunas versiones de esa presunción que preocupante porque indicarían que después de un par de años de tímida baja vuelva a subir el desempleo pero aún en la mejor de las hipótesis lo que se puede estimar es un crecimiento del empleo pero desafortunadamente no hay razones suficientes para pensar que la estructura en cuanto a calidad del empleo e ingreso de las remuneraciones, se modifique sustancialmente de la situación actual que siendo mejor que la del peor momento de la crisis…

Jorge Halperín – Claro.

Javier Lindenboim – Está lejos de ser satisfactoria para el sector del trabajo.

Jorge Halperín – Claro, es decir: hay mucho empleo con salario muy bajo y ese cuadro de gran proporción de empleos con salarios muy bajo y condiciones bastante precarias no va a cambiar mucho, decís vos.

Javier Lindenboim – No, porque aún si seguimos disminuyendo la proporción de asalariados precarios que es lo que viene dándose en estos años y si podemos mantener ese ritmo de disminución del trabajo desprotegido, aún así vamos a tener algo así como cinco millones de personas asalariadas sin cobertura, es decir lo que se llama técnicamente asalariado precarios de acá al 2011, lo cual habla de un volumen importantísimo de la población que va a seguir en las mismas dificultades laborales.

Jorge Halperín – O sea, con trabajo pero en la pobreza.

Javier Lindenboim – Con trabajo pero en la pobreza pero me parece útil, si tengo medio minuto.

Jorge Halperín – Si.

Javier Lindenboim – Que el tema de los bajos salarios en la Argentina de hoy no es sólo y me animaría a decir que no es tanto por el hecho de la falta de cobertura, lo cual ya es grave en sí mismo.

Jorge Halperín – Claro.

Javier Lindenboim – Sino porque el conjunto de los asalariados se llevan un pedazo chico de la torta, sean los protegidos y más aún los desprotegidos.

Jorge Halperín – Claro.

Javier Lindenboim – Que tienen una cuchara más pequeñita. Y esta es la discusión importante que me parece todavía en la sociedad argentina no ha calado lo suficiente como si los efectos de los años 90, que son tan denostados por las autoridades actuales, se hubieran desaparecido y no desparecieron.

Jorge Halperín – Claro.

Javier Lindenboim – Todavía hay mucho para hacer en ese sentido, según mi punto de vista.

Jorge Halperín – Sin duda.

Javier, muchas gracias por este diálogo.

Javier Lindenboim – No, al contrario, ha sido un gusto como siempre.

Jorge Halperín – Hasta pronto.

Javier Lindenboim – Adiós.

Jorge Halperín – Fue Javier Lindenboim, director del Centro de Estudios socio-laborales explicando un poco el tema de la doble indemnización, por qué se mide de una manera o se mide de otra y explicando lo que va a pasar en los próximos años con el empleo y con los salarios.

 

Share

Notas de JL

Economista; abuelo de tres hermosuras: Luli, Tini y Tomi; en fútbol sigo a San Lorenzo de Almagro. Sufriente admirador de Buenos Aires.