Paritarias y distribución del ingreso Nota en Página 12 (incluye opiniones personales al respecto) 23-2-2008

El ejemplo de Moyano

Ya son dos los sindicatos que firmaron con las patronales incrementos del 19,5 por ciento. Ayer los obreros de la construcción acordaron con el sector empresario un aumento del mismo monto que el obtenido por camioneros. El acuerdo se aplica sobre los salarios básicos vigentes a fin de marzo y se hará efectivo de manera escalonada: el 10 por ciento se pagará en abril; el 5 por ciento en julio y el 4,5 restante en octubre. Además, según señalaron a este diario desde la Uocra, “al convenio incorporará el pago de un monto fijo no remunerativo de casi 300 pesos que será pagado todo junto”. Así, el deseo del Gobierno de tener un caso testigo que se convierta en la pauta a seguir por los demás gremios comienza a tomar forma. Es muy probable que en el transcurso de la próxima semana acuerden en un número muy similar otros gremios importantes como taxistas, estatales de UPCN, marítimos y los porteros.
El convenio fue firmado por el titular del gremio, Gerardo Martínez, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Carlos Wagner, luego de un encuentro con la presidenta Cristina Fernández. El acuerdo, que involucra a casi 500 mil trabajadores, tendrá vigencia hasta marzo del 2009. Según señalaron desde el Ministerio de Trabajo, “todavía queda pendiente la redacción definitiva que incluirá las cláusulas no salariales”.
Los gremios firmantes se esfuerzan por señalar que no se trata de un acuerdo testigo y que “cada sindicato negociará de acuerdo con sus posibilidades y particularidades”. Sin embargo, desde la Uocra señalaron que podrían haber conseguido un aumento por encima del 19,5 y que el acuerdo de Camioneros fue determinante a la hora de cerrar sus negociaciones.
Las paritarias recién empezaron. Por un lado, algunos sectores empresarios, como las terminales de autos, festejan las cifras de los acuerdos y esperan que sirvan para calmar las demandas de sus trabajadores que están entre el 30 y el 35 por ciento. Por el otro, desde la UIA continúan sosteniendo que, más allá de lo convenido por Camioneros y la Uocra, las empresas del sector no podrán negociar incrementos superiores al 12 por ciento.
Del lado de los trabajadores las posiciones son diversas. La intención del Gobierno es que los metalúrgicos y los choferes de colectivos cierren en sintonía con Camioneros. Por su parte, otros gremios con menos representados están esperando “ver cómo se desarrolla todo para no quedar atrás”. En el sindicato de los empleados bancarios comienzan a bajar sus pretensiones de aumentos superiores al 30 por ciento. Pero anticipan que se negociarán aumentos diferenciados entre el sector privado y el público por el atraso existente en los salarios básicos de los primeros. A su vez, los panaderos se esfuerzan en remarcar que es indispensable reconocer que cada sector tiene diferentes realidades. El sindicato de comercio que reúne a casi 800 mil trabajadores parece tener cerrado el monto del aumento sobre el básico, alrededor del 21 por ciento, pero están buscando otro tipo de reivindicaciones y por lo tanto demorarán un poco más en cerrar sus negociaciones.
El economista de la UBA Javier Lindenboim señaló a Página/12 que en las paritarias no se están discutiendo aspectos cruciales relativos a la redistribución de la riqueza. Lindenboim destacó que “el aumento brutal de la actividad económica va de la mano del incremento de productividad laboral, pero no se habla de quién se apropia de esos incrementos” para finalizar diciendo que “es absurdo que los sindicatos no hablen de este tema”.
Share

Notas de JL

Economista; abuelo de tres hermosuras: Luli, Tini y Tomi; en fútbol sigo a San Lorenzo de Almagro. Sufriente admirador de Buenos Aires.