Repercusiones de las advertencias de AEPA sobre el próximo censo

Reportaje de Virginia Venere, Radio de la Universidad de La Plata, 1-6-2010

TRANSCRIPCION DEL AUDIO

Þ   Fecha:       1 de junio de 2010
Þ   Emisora:   Radio Universidad de La Plata 
Þ   Conductor: Virginia Venere
Þ   Duración:   minutos
Periodista: Muy amable como siempre y tempranito en el día de hoy, le decimos al profesor Javier Lindenboim ¿cómo le va?
Javier Lindenboim: Qué tal, buen día ¿cómo está?

Periodista: Muy bien, muchas gracias por esta nueva oportunidad
Javier Lindenboim: Al contrario
Periodista: Javier Lindenboim es economista, es investigador principal del CONICET y director del CEPED, el Centro de investigación de la Universidad de Buenos Aires, y está advirtiendo, así como lo hemos escuchado de algunos empleados conocedores del INDEC, de cómo se ha trabajado en otros momentos y cómo se está trabajando ahora, está advirtiendo que tal vez el censo previsto para octubre próximo no se realice de modo tal que sirva para todo lo que tiene que tiene que servir un censo que es mucho y para mucho tiempo ¿verdad Profesor?
Javier Lindenboim:Sí, es difícil la posición cuando uno siente la obligación de advertir algo que podría suceder en el futuro, aunque uno quisiera que no ocurra de un modo inapropiado, porque efectivamente no es lo mismo decir: estos datos producidos por tales y cuales razones es claramente perceptible que son distorsionados y otra cosa es decir algo que va a ocurrir puede tener inconvenientes, pero pese a eso lo que justamente ayer en la Facultad de Ciencias Económicas los panelistas convocados por la Asociación de Estudios de la Población Argentina, expresaban es –yo lo sintetizaría muy brevemente en dos cuestiones- desafortunadamente el desempeño en la actualidad de buena parte de producción del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos da mala espina para cualquiera de las actividades que el Instituto tiene por delante a partir de hace tres años cuando sin la palabra intervención pero en la práctica con una intervención de la que fue objeto cambiaron los modos de actuar, cambiaron las personas, se desplazó a la gente, se incorporó gente sin las capacidades apropiadas, etc. En ese contexto, más, cuestiones como la reserva absoluta o el sigilo inexplicable con el que a pocos meses de la realización del censo de población, no existe en la comunidad académica el menor de los conocimientos sobre pasos importantes sobre los preparativos del censo, cosa que en distintas oportunidades anteriores siempre sí las hubo, entonces es muy difícil agregar elementos de juicio, y bueno los especialistas han contado ayer que lo poco que la página del INDEC incluye, como por ejemplo los resultados de lo que se llama la prueba piloto que se hizo a fines del año pasado en Chivilcoy en la provincia de Buenos Aires y en un pequeño pueblo de la provincia de Tierra del Fuego, Tolhuin, en el primero de esos casos salieron resultados y salieron cosas que técnicamente preocupan aunque no sea sencillo trasmitir al público en general, a cualquiera de nosotros que no esté especializado, solamente vale decir por ejemplo: fueron a visitar tantas casas, una parte de las casas se registraron como habitadas pero sin gente dentro, entonces inventaron un mecanismo de estimación de la población que viviría en esas casas tal que la población registrada fue, estoy hablando en cifras redondas, la población registrada era de 50.000 personas pero la que estimó finalmente el INDEC fue de 70.000, entonces uno quiere creer que las cosas se pudieron haber hecho técnicamente bien, pero en la historia de los censos en la Argentina, nunca había pasado tamaña cuestión.
Periodista: Eso le iba a preguntar justamente, Profesor, yo digo, que por supuesto que cambian los tiempos de cada diez años, por algo el período intercensal es ese, pero yo digo, hay por un lado experiencia acumulada, se sabe cuales han sido los aciertos y los errores de los censos anteriores, por otro lado la experiencia en otros países por ahí con territorios, con núcleos poblacionales parecidos al nuestro de donde también tomar experiencia, no hay mucho para inventar, se trata de tomar lo que se hizo bien y corregir lo que se hizo mal, porqué tanto secreto?
Javier Lindenboim:Bueno es una pregunta que uno no tiene respuesta ¿no? Efectivamente hay experiencias anteriores como UD dice, hay experiencias no buenas del pasado, el censo que debía hacerse en el año 90, en un momento bastante convulsionado por cierto, las autoridades de entonces, resolvieron posponer el censo que en lugar de hacerse como debía en septiembre más o menos, octubre de 1990, se hizo en mayo del 91, en ese momento se habían venido discutiendo en los previos dos, tres años, seminarios y cosas realmente amplias aportando desde las distintas especialidades sugerencias, una de las cuales -digamos la más significativa a mi gusto- es tomar los recaudos necesarios para mejorar la manera de contar la gente que participa en el mercado laboral, es decir que la suma de personas que finalmente uno diga a partir de ese censo que integran la población activa sea más correcto que históricamente en el pasado eso era un avance para la Argentina y estaba en línea con lo que se estaba haciendo en toda América Latina, el problema que tuvo ese Censo fue que se cambió la metodología pero no se tomó ningún recaudo que permitiera hacer un adecuada comparación con los resultados de este nuevo censo respecto de los resultados de los censos anteriores, con lo cual si bien la mejora que se incorporó era eso, una mejora, tenía el enorme inconveniente de que UD tenía un salto en la serie de población hasta 1980 le daba una evolución de la fuerza laboral y a partir del 90, del 91 en realidad, había que empezar a contar de vuelta porque no eran comparables…
Periodista:…y si no se pueden comparar se pierde gran parte del …
Javier Lindenboim:…objetivo del propio relevamiento. Lo que estoy diciendo es que hay cosas en el pasado de las cuales se puede aprender han habido, y no soy de los que creen que antes de la intervención en el INDEC todo era perfecto, de ninguna manera, lo que pasa es que los mecanismos impuestos desde ese momento, en principio sólo sobre el índice de precios y paulatinamente sobre el grueso de la producción estadística del Instituto, en lugar de mostrar una tendencia hacia el mejoramiento de las estadísticas públicas lo que se ha visto es todo lo contrario.
Periodista: Para colmo de males estamos ya muy cerca de la fecha, unos poquitos meses no es nada para semejante operativo, UD cree Profesor Lindenboim que podemos tener alguna expectativa que se escuche algo de esto del INDEC y que se aproveche lo que se está diciendo que en definitiva todo lo que se va a hacer y se va a gastar también en el Censo de octubre se pueda mejorar, pueda servirnos luego?
Javier Lindenboim:Es la expectativa con la que algunas instituciones y personas estamos moviéndonos, yo debo ser honesto, no me sobra el optimismo por lo mismo que veníamos diciendo recién, UD fíjese el gobierno un año atrás convoca a las universidades, las tiene seis meses dando vueltas como un baile, como un miné, que si que no que no que si, después de 6, 7, 8 meses, en marzo de este año, las autoridades puestas en el INDEC informan en persona a los miembros del comité asesor, que en realidad no sabían que el comité asesor había hecho pedidos, porque dicen ahí cara a cara, que los pedidos se los hicieron al ministro y el ministro -de quien depende el Instituto- no les había dicho lo que la comisión asesora de las universidades había solicitado, esto es mucha más vil que un simple chiste ¿no es cierto? Entonces en estas condiciones es difícil tener buenas esperanzas por eso ayer en varias presentaciones y en las opiniones de los asistentes, que hubo 70 personas en el evento que hicimos, se planteaba que habría que encarar las acciones en varios frentes, en el frente judicial, en el frente parlamentario, y en la movilización de la opinión pública, para ver si en conjunto se logra evitar que se haga un censo que carezca de las bases mínimas de solidez técnica para su realización y que nos sirva efectivamente para los próximos diez años
Periodista: Esa es la idea, Profesor muchísimas gracias por esto y nos sumamos, por eso modestamente desde aquí, como parte de la opinión pública nos sumamos a esta intención.
Javier Lindenboim:Gracias a UD, muchísimas gracias como siempre
Periodista: Hasta la próxima muchas gracias.
Share

Notas de JL

Economista; abuelo de tres hermosuras: Luli, Tini y Tomi; en fútbol sigo a San Lorenzo de Almagro. Sufriente admirador de Buenos Aires.