Debates en torno al censo de población

 Reportaje de Yamile Abram, El Tribuno, 17-6-2010

VER NOTA EN EL DIARIOOTRA NOTA EN “EL TRIBUNO”Lunes 21 de Junio de 2010Especialistas advierten la baja calidad de las estadísticas que emite el intervenido INDEC
Crece la incertidumbre por los resultados del Censo Nacional 2010
La principal crítica es la escasa apertura a académicos e institutos para la elaboración del operativo.

Lunes 21 de Junio de 2010 Nacional Por Yamile Abraham

EN 2001 / UNA DOCENTE REALIZA LA ENCUESTA PARA UN CENSO.
Faltan cuatro meses y una semana para el miércoles 27 de octubre. Ese día la población será entrevistada por 650.000 censistas. Eso prepara el INDEC. Sin embargo, varios especialistas expresan sus dudas sobre cómo está diseñado el Censo 2010, tanto técnica como logísticamente. Más grande aún es la incertidumbre sobre la calidad de los resultados que arrojará el estudio del organismo tal vez más cuestionado del actual Gobierno, por las bajísimas cifras del índice de precios, alejadas de lo que dicta el mercado de consumo. Por eso piden que se postergue y revise todo el proceso. Pero ni el intervenido INDEC ni el Gobierno piensan en eso.

Varios referentes del mundo académico cuestionan el armado del relevamiento poblacional que dará datos fundamentales para definir las políticas de Estado entre este año y octubre de 2011. La Asociación de Estudios de la Población de la Argentina (AEPA) y el Centro de Estudios de Población, Empleo y Desarrollo (CEPED) figuran entre las instituciones, pero también se suman usuarios de las estadísticas como demógrafos, sociólogos y economistas.

Entre los ejes de las críticas, en primer lugar, mencionan la falta de consultas a profesionales e instituciones especializadas en relevamiento y análisis de datos poblacionales.

Pese al reclamo de que se postergue, en el Instituto Nacional siguen los preparativos para el 27 de octubre.“Por la información que ha trascendido, todo indica que no están dadas las condiciones técnicas para asegurar un censo con la calidad requerida”, manifestó a El Tribuno, Ernesto Kritz, director de la Sociedad de Estudios Laborales (SEL).

Para el economista especializado en políticas sociales “las tareas previas que habitualmente se hacen en un censo, que duran varios años, esta vez no se han cautelado”. Kritz, uno de los especialistas consultados en los preparativos de los censos de 1991 y 2001, esta vez no fue convocado.
“El problema es que no sabemos nada porque el INDEC no dio información de en qué consisten los preparativos”, dijo a este diario Javier Lidenboim, director del CEPED.

Las tareas precensales conocidas hasta ahora son, en segundo lugar, otra de las luces de alarma. En un documento emitido por la AEPA se advirtió sobre el Censo Experimental 2009, realizado en la localidad bonaerense de Chivilcoy, donde -por ejemplo- se contaron 47.495 personas, pero el Instituto hizo un recálculo en base a las viviendas vacías y que arrojó 69.792 habitantes.

Doce horas durará el censo. El 27 de octubre será feriado de 8 a 20. Piden que la gente se quede en   casa.El uso de muestras es otro punto. Kritz remarcó que la técnica muestral “es aceptable y ya se utilizó antes en el Censo de 1991”, pero se mostró preocupado por “qué cosas se van a preguntar y por el relevamiento mismo” para hacer las proyecciones.

Esta no es la primera vez que la polémica precede a un censo, recordaron Kritz y Lindemboim. Ya había sucedido en 2001 cuando el operativo se retrasó un año (debía efectuarse en 2000), y las encuestas se hicieron en medio de una protesta docente, durante los meses previos a una de las crisis más graves en la historia argentina.

La AEPA observó varios puntos tras el censo piloto

A través de un documento, la Asociación de Estudio de la Población de la Argentina (AEPA) hizo diversas observaciones sobre lo que el INDEC dio a conocer en relación con el Censo 2010: el operativo piloto en Chivilcoy y los cuestionarios con las preguntas que relevarán los censistas en octubre próximo.

En el caso de Chivilcoy advirtió sobre el recálculo de la población de esa localidad que elevó de 47.495 personas censadas a 69.792 habitantes la población estimada total.

En el texto publicado en mayo, AEPA hizo sugerencias sobre los cuestionarios (básico y ampliado) usados en Chivilcoy, vinculadas al diseño muestral y a la captación de las características de la población.

Por ejemplo, el uso de muestreo, en el caso de la Argentina, “no parece apropiado por falta de registros continuos adecuados o de encuestas de hogares más abarcativas”.

AEPA tampoco consideró “recomendable” la inclusión de preguntas sobre descendientes de pueblos indígenas y afrodescendientes “porque la mayoría de las personas desconoce su ascendencia”. La asociación señaló la necesidad de mejorar el cuestionario en ítems como la calidad de vida, las migraciones, el nivel educativo, la nupcialidad, el servicio doméstico y la seguridad social.

Notas Relacionadas
■“Las críticas sólo tienen mala intención”

 

Share

Notas de JL

Economista; abuelo de tres hermosuras: Luli, Tini y Tomi; en fútbol sigo a San Lorenzo de Almagro. Sufriente admirador de Buenos Aires.