CEnso de 2010, AEPA y expectativas Reportaje de Angeles Castro LA NACION

http://www.lanacion.com.ar/1296264-entre-criticas-se-prepara-el-censo

Entre críticas, se prepara el censo

Por Angeles Castro | LA NACION

Superarían los 40 millones las personas que viven hoy en la Argentina, 10% más que los 36.027.041 registrados en 2001, según las estimaciones del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), que el miércoles 27 de octubre -será feriado- sacará a la calle a casi 600.000 censistas para realizar un nuevo relevamiento nacional de población.
Ese día, entre las 8 y las 20, una masa conformada principalmente por docentes, pero también por empleados municipales, miembros de fuerzas de seguridad y voluntarios, censarán todos los rincones de la Argentina con el objetivo de conocer la evolución demográfica del país y también medir situaciones puntuales como las migraciones ocurridas, la brecha digital, la población afrodescendiente, la fecundidad, la cobertura sanitaria y previsional, entre otros
ítems.
A diferencia de censos anteriores, el software de lectura e interpretación de datos de las cédulas censales que se empleará este año permite por primera vez registrar matrimonios homosexuales. Antes, al leer que había dos cónyuges del mismo sexo, el programa informático arrojaba un error y la unión no quedaba contabilizada.
El llamado “Censo del Bicentenario” llega en medio de fuertes críticas de académicos de la demografía y la información estadística tanto por la confección de las planillas censales como por el cuestionado manejo de las cifras protagonizado por el organismo en la era Kirchner.
El megaoperativo -explicó el director técnico del Indec, Norberto Itzcovich- demandará no sólo el despliegue de los censistas, dispuesto por el organismo nacional junto con las direcciones provinciales de estadística, sino también el repliegue posterior de las cédulas censales hacia un centro de lectura de Barracas, más su posterior análisis por parte de personal del Indec.
La realización de todas estas actividades demandará una inversión de 303 millones de pesos y, según el cronograma oficial, los primeros resultados (cantidad de argentinos, discriminada por sexo) se difundirán en diciembre próximo.
Los censistas cobrarán entre 250 y 300 pesos por la labor que efectuarán el miércoles 27 de octubre, día que ha sido decretado feriado para permitir que la gente permanezca en sus hogares para recibir a los censistas. Se explicó que si fuera en sábado o domingo habría más dificultad para encontrar a la gente en sus casas.
El relevamiento nacional se efectuará mediante tres tipos de cuestionarios. El “básico” contiene 19 preguntas sobre las condiciones de la vivienda y el entorno, y hasta 16 interrogantes para cada miembro de la familia, según la edad, que abarca el grado de escolarización y datos laborales.
El “ampliado” incluye 28 ítems relacionados con las características del hogar y hasta 39 preguntas personales, en lo que será una indagatoria más profunda en materias como el empleo, la rama de actividad, la fecundidad, las migraciones, la cobertura de salud, la cobertura de seguridad social, la situación conyugal, la discapacidad, los afrodescendientes, la pertenencia a pueblos originarios y el uso de tecnología. En las ciudades con más de 50.000 pobladores, la planilla ampliada se empleará para todos los habitantes de barrios cerrados y countries, villas y caseríos precarios y asentamientos con población indígena.
Una tercera cédula censal servirá para relevar viviendas colectivas: en este rubro ingresan las cárceles, los hospitales, los hogares de menores y de ancianos, los campamentos y los obradores.

CONTRAPUNTO

Algunos expertos objetan que ciertos indicadores no sean medidos en toda la población. “La cobertura de salud se pregunta en el ampliado y no en el básico, aunque es una pregunta que permite medir la calidad de vida de las personas. No tener esa pregunta en el cuestionario básico es un despropósito. También debería esta planilla abarcar la asignación universal por hijo, que no está incluida”, dijo a LA NACION María Cristina Cacopardo, presidenta de la Asociación de Estudios de Población de la Argentina (AEPA).
Itzcovich respondió: “Los cuestionarios ampliados se aplicarán a todos los habitantes de poblaciones de hasta 50.000 habitantes y al 10% de los habitantes de ciudades más grandes. Un 10% es una muestra lo suficientemente amplia como para hacer proyecciones válidas”.
Cacopardo puso en duda esta afirmación, al recordar el caso de la prueba para el censo 2010 realizada en Chivilcoy. “Según las proyecciones de 2001, se esperaban poco más de 70.000 personas. La muestra que hizo el Indec dio 47.000. Hicieron un ajuste considerando los pobladores ausentes de sus viviendas y, así, casualmente llegaron a 68.000. No tienen ningún reparo en dibujar los datos que den mal.”
Por su parte, Javier Lindenboim, del Centro de Estudios de Población, Empleo y Desarrollo de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, sostuvo: “No tenemos garantía sobre la calidad y validez de los resultados que habrán de obtenerse”, en relación con la manipulación de las cifras del Indec.
Si bien la gran masa de censistas serán docentes, en algunos municipios no descartan destinar empleados públicos para el operativo. Las fuerzas de seguridad colaborarán en el relevamiento de pobladores de la alta montaña e isleños.
Para obtener información sobre el censo 2010, el Indec habilitó el sitio webwww.censo2010.indec.gov.ar . .
Share