¿En cuánto creció la cantidad de trabajadores?

Leer la nota completa

¿En cuánto creció la cantidad de trabajadores?

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

 

Los ministros del Interior y de Trabajo, Florencio Randazzo y Carlos Tomada, suelen destacar que entre 2003 y 2010 “se crearon 5 millones de puestos de trabajo”. ¿Es cierto? ¿Qué significa esa cifra?

El ministro del Interior, Florencio Randazzo, resaltó a fines de 2011 que durante las gestiones kirchneristas “se crearon 5 millones de puestos de trabajo”. El dato suele ser mencionado por la presidenta Cristina Fernández y los ministros, principalmente por el de Trabajo, Carlos Tomada, a la hora de recordar los logros alcanzados en materia laboral desde el 2003 hasta la actualidad. Sin embargo, no es lo mismo hablar de nuevos puestos de trabajo que de nuevos ocupados.

La cifra original surge del informe “Trabajo y empleo en el Bicentenario” (descargar PDF), que fue elaborado por el Ministerio de Trabajo y se basa en datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) realizada trimestralmente. Si el documento se actualiza con datos recientes, en el primer trimestre de 2003 el número de puestos de trabajo era de 11.967 millones; mientras que era de 16.966 millones en el cuarto trimestre de 2010. El resultado es la creación de 4,9 millones de puestos de trabajo en el total de las áreas urbanas del país. El número de los trabajadores ocupados, por su parte, aumentó de 11.121 millones a 15.271 millones, lo que arroja un aumento de 4,120 millones de personas que consiguieron empleo (sin incluir a los beneficiarios de planes públicos que realizan contraprestación laboral).

El cálculo de los puestos de trabajo se hace considerando la ocupación principal y las secundarias. La EPH pregunta por las distintas ocupaciones que tienen las personas. De allí que se pueda diferenciar entre puestos y personas ocupadas”, observó Soledad Villafañe, investigadora de la Dirección de Estadísticas y Coordinación Macroeconómica del Ministerio de Trabajo. Es decir que, por ejemplo, si una trabajadora doméstica, un médico o un/a docente se desempeña en dos ocupaciones, se contabilizará como un nuevo trabajador que ocupa dos puestos nuevos.

El logro de gestión es cierto entonces, si se considera este tipo de medición. No obstante, otros organismos independientes, como el Centro de Estudios, Población y Desarrollo (CEPED), Centro CIFRA-CTA y el Centro de Investigación en Economía Política y Comunicación (CIEPYC-Universidad de La Plata) optan por utilizar el número de nuevos ocupados como indicador del desarrollo socio productivo del país. Ello se ve sin embargo, dificultado por inconsistencias entre las cifras oficiales y las de los propios organismos.

La primera diferencia radica en que existen tres maneras de calcular la población ocupada. Una es sumar las estimaciones de ocupados para los 31 aglomerados urbanos. La segunda es incluir una extrapolación al total urbano. La EPH comprende alrededor del 70% de la población urbana: las cifras referidas a las ciudades no cubiertas se estiman suponiendo que poseen una estructura similar a la de los aglomerados del interior considerados en la misma. Y la tercera es la extrapolación al total país, cuyo cálculo exige que se utilicen las estimaciones de población proporcionada por el INDEC para obtener los datos en valores absolutos.

En segundo lugar, como señala Javier Lindenboim, director del CEPED, no se dispone de una serie oficial compatibilizada y empalmada. La “vieja EPH” (es decir, la EPH Puntual) se dejó de publicar en 2003, en coincidencia con la asunción del nuevo gobierno, y fue reemplazada por la EPH Continua (ver: “Los cambios en la EPH”).

Lindemboim calcula que un empalme daría como resultado que entre 2003 y 2011 difícilmente se llegue a los cuatro millones de personas ocupadas nuevas en el total urbano. “Esto considerando los ocupados sin planes. Si se considerara a todos los ocupados, incluyendo a los beneficiarios de planes, que pesaban mucho en 2003, el incremento de entonces a ahora sería sensiblemente menor (alrededor de un millón menos, que eran los beneficiarios que aparecían entonces como ocupados al inicio de 2003)”, sostiene.

La ausencia de una serie oficial ajustada es el principal causante de que los organismos obtengan diferentes resultados a la hora de medir a la población ocupada, según el criterio de medición que se utilice. E incluso cuando optan por la misma metodología, como se puede observar en el cuadro comparativo.

Evolución de la población ocupada (en millones de personas), según institución. Período 2003-2010/2011

Fuente: Elaboración propia en base a:
* CIFRA: base EPH-INDEC y proyecciones de población del INDEC (descargar PDF).
** CIEPYC: revista “Entrelíneas de la Política Económica”, No. 28, abril 2011, pág. 18, Universidad de La Plata.
*** MTEySS: base EPH-INDEC.
**** CEPED: datos semestrales del CEPED, en base a la EPH Continua. Los datos corresponden al documento de trabajo “15 años de EPH, una serie empalme entre sus versiones puntual y continua”, elaborada por los autores J.M. Graña y A. Lavopa (descargar PDF). Lindemboim destacó que “ese documento llegaba sólo hasta 2006 y se basaba en la información de la EPH continua, primera época. De allí en más se trata de los valores resultantes de la ‘nueva’ EPH continua publicados por el INDEC a partir de 2009”.

Share

Notas de JL

Economista; abuelo de tres hermosuras: Luli, Tini y Tomi; en fútbol sigo a San Lorenzo de Almagro. Sufriente admirador de Buenos Aires.