Sin escalas De la expropiación sin pago a la indemnización multimillonaria de las acciones de REPSOL

Foto

Hace dos años, de muy buena fé, mucha gente sentía el irrefrenable ímpetu de festejar lo que creía era una acción valiente, de avanzada, con futuro promisorio.

Hoy, sin ningún pudor, se anuncio que la empresa “a la que no vamos a pagarle ni un sólo peso” como dcían las autoridades sino que iba a tener que resarcirnos a nosotros, va recibir un resarcimiento de no menos de cinco mil millones de dólares.

Como es habitual, sin ninguna explicación, sin ruborizarse, el mismo equipo de gobierno se siente satisfecho por la “negociación”.

En el camino quedaron las críticas de buena fe que se hicieron en su momento sobre el manotazo de ahogado que significo aquella acción oficial apañada mayoritariamente por el parlamento argentino

Para pensar un poco, verdad?

Share