Reportaje de CHEQUEADO.COM publicado en LA NACION 6-4-2014

Domingo 06 de abril de 2014 | Publicado en edición impresa

Ver página en pdf

Detrás del discurso

Los datos de la industria no le dan a Capitanich

La verificación de los mensajes políticos de la semana
 
“Hemos tenido un incremento sustancial desde el punto de vista de los empleos industriales”
Jorge Capitanich, jefe de Gabinete

FALSO

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich , realizó esta semana su informe mensual ante la Cámara de Diputados, como establece el artículo 101 de la Constitución Nacional. Entre otros temas, se refirió a la creación de empleos de la industria y a la creciente participación de los bienes en el Producto Bruto Interno (PBI).
Al considerar los 31 aglomerados urbanos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), en eltercer trimestre de 2003había 1,2 millones de ocupados en el sector industrial , de los cuales 336 mil eran trabajadores precarios. Para el segundo trimestre de 2013 (último dato disponible), el empleo industrial había aumentado a 1,5 millones de ocupados , de los cuales 300 mil son precarios. Esto representa un aumento del 25% en la cantidad de empleados industriales en casi 10 años, pero está lejos de las cifras citadas por Capitanich.
Sin embargo, como sucedió en el PBI industrial, el empleo que generó este sector no aumentó su participación. En el tercer trimestre de 2003 el trabajo industrial era el 13,7% del total, exactamente el mismo porcentaje que el segundo trimestre de 2013 . “Esto significa que el ritmo de aumento de la ocupación industrial y del total de las actividades es similar” , señalóJavier Lindenboim, director del Centro de Estudios de Población, Empleo y Desarrollo (CEPED).

Según un informe del Ministerio de Industria de la Nación, en 2003 había 815 mil puestos de trabajo en el sector industrial y en 2010 ese número ascendió a 1,3 millones. De acuerdo condatos del Ministerio de Trabajo de la Nación, la cifra de 2010 se mantuvo estable hasta el tercer trimestre de 2013.
Un trabajo del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), elaborado por Eduardo Levy Yeyati y Lucio Castro, señala que “la contribución del sector manufacturero a la creación de empleo registrado fue limitada, e incluso decreciente entre 2003 y 2012″ . Y aclara que en ese período los principales creadores de empleo registrado fueron “los servicios y la construcción, con una participación ascendente del sector público a partir de 2008″.

ENGAÑOSO

“En plena convertibilidad los sectores de servicios pesaban mucho más debido al tipo de modelo económico vigente, que privilegiaba a éstos por sobre la industria”
El Jefe de Gabinete, al explicar los cambios metodológicos en la medición del PBI, señaló la evolución del peso de los diferentes sectores en la economía nacional. Aclaró, sin embargo, que luego de la crisis de 2001-2002 el sector de bienes tuvo un mayor peso, pero que en el último tiempo los servicios fueron un sector más dinámico.
Según datos del INDEC, al tercer trimestre de 2013 el sector productor de bienes representaba el 28% del PBI a precios constantes de 1993, mientras que los servicios alcanzaban el 63,5 por ciento. Aunque las proporciones se mantienen relativamente establesen los últimos 20 años, se trata del momento en el que la producción de bienes tiene la menor participación en el PBI desde 1993 . El porcentaje restante corresponde a importaciones y al Impuesto al Valor Agregado (IVA).
En 1993 la producción de bienes representaba el 32% del PBI y los servicios el 60 por ciento . A fines de la década del ´90 estos indicadores pasaron a ser del 30,7% y el 61,4 por ciento, respectivamente. El participación de los bienes en el PBI creció desde la crisis de 2001 hasta 2006 , año en que comenzó a reducirse hasta llegar al mínimo de 2013.
El documento de Cippec citado señala que “la estructura productiva argentina continúa, al igual que en la década de los noventa, dominada por los servicios y la construcción . A partir de 2007, ambos sectores aumentaron incluso su participación en el PIB real”.
La mayor injerencia de la producción de bienes en el PBI no es necesariamente un sinónimo de desarrollo. Según datos del Banco Mundial, en 2012 los países con mayor participación de su industria en el producto bruto eran Arabia Saudita, Azerbaiyán, Brunei y Gabón, todos con un peso superior al 60 por ciento. En cambio, economías como Alemania, Australia, Estados Unidos y Francia registraron una participación menor al 30 por ciento.
“Cuando los países son subdesarrollados, la industria no existe (es todo sector primario). A medida que se desarrollan, la industria aumenta su peso. Pero luego, cuando pasan a ser desarrollados maduros, la industria cede espacio en beneficio de los servicios” , explicó en un chequeo Martín Tetaz, profesor de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).
Share