Despidos en el Estado y otras medidas iniciales de Macri

Reportaje de Jorge Figueroa y Ariel Rodriguez, COPYRIGHT, FM Palermo 94.7, 7-1-2016

El punto inicial fue la evaluación de las primeras semanas de gestión de Cambiemos, en particular por la conjunción de medidas que parecen complicar al gobierno

http://

DESGRABACION

 

JF–…De Mauricio Macri. Y me hago la pregunta y también se la hago a Javier Lindenboim, que es economista, docente, investigador del CONICET y director del Centro de Estudios sobre Población, Empleo y Desarrollo, si en este mes de gobierno… buenas noches primero Javier, mucho gusto, Jorge Figueroa lo saluda, ¿cómo le va?

 

JL –Buenas noches, qué tal, encantado.

 

JF–Igualmente. En este primer mes Mauricio Macri ha tomado una serie de medidas que parece que las quiso tomar todas juntas, que se está comprando un problema a corto plazo como por ejemplo el tema del empleo, el tema del anunciado que va a comenzar en febrero, el quite del subsidio a las tarifas eléctricas por lo menos, el tema del aumento de la nafta, el tema de la inflación de diciembre que según las consultoras privadas va a oscilar entre el 6 y el 7% pese a que el ministro había dicho que iba a ser un poco más para abajo, ¿cómo lo analiza usted? Me parece que el gobierno de Macri – es una opinión personal – quiso hacer todo junto y me parece que está comprando un gran problema. Los despidos, cierres de contratos, ceses de contratos en distintos ámbitos públicos. ¿Cómo lo ve usted?

 

JL –Creo que en líneas generales puedo coincidir en el sentido de la asunción de perspectivas simultáneas en varios blancos, pero me parece que se debe menos a una vocación por decidir las cosas de esa manera que por el reconocimiento de la complejidad de una situación que tiene todos esos temas como problemas apenas se abrió la puerta porque me parece que sería distinto decir; uno se compra todos los problemas porque toma iniciativas en distintos campos que podría no haberlas encarado y al menos tengo la impresión de que el grueso de los puntos que se pusieron sobre la mesa son… se pueden interpretar parcialmente como resultados de las medidas tomadas y también se puede pensar que son temas que están en el candelero aún con independencia y que no se hubiera tomado ninguna iniciativa en algún campo específico. Me explico…

 

JF– Sin duda doctor, yo lo entiendo, estos problemas existen y hay que resolverlos pero me da la sensación a mí que una cosa es resolverla y otra cosa es sacárselo de encima.

 

JL –Ah, sí, bueno, está bien. Digamos, cuál de los dos senderos es el que estamos en este momento transitando, en realidad es difícil afirmar en cuál estamos hoy sino dentro de un lapso no muy largo cuando veamos un recorrido más o menos en desarrollo. A ver, yo tomo algunos de los puntos porque efectivamente son varios y complejos. Empiezo por el de la inflación. En realidad el proceso inflacionario en Argentina lleva demasiado tiempo, tanto tiempo – diría – en la década última como el gobierno que terminó hace un mes utilizó para falsear las estadísticas públicas. En realidad empezamos a falsear las estadísticas con el propósito de que no se notara el proceso inflacionario que no lo podían parar en ese momento. Si lo pongo en esta perspectiva digo; a ver, en materia inflacionaria en estas cuatro semanas el nuevo gobierno se ha montado sobre la misma situación anterior o ha intentado hacer algo distinto. Uno puede decir; la medida que involucra el tipo de cambio pareciera que patea en contra en el sentido de que es bastante probable que termine generando una potencialidad de aumento de precios que va a motorizar lo que ya veníamos transitando pero distinto es si yo digo; Pero, este nuevo gobierno lo único que ha hecho es generar aumentos de precios y otra cosa es decir que este gobierno no ha encontrado la manera de parar el aumento de precios. Parece que estoy diciendo lo mismo pero estoy diciendo cosas distintas.

 

JF–Yo entiendo lo que usted me dice doctor pero digamos, a la apertura del tipo de cambio inmediatamente se le suma el aumento de la nafta, la desregulación de la tarifa, es como si uno come el primer plato, segundo plato, el postre en ese orden o se lo come todo junto, ¿me entiende?

 

JL –Sí. Yo la verdad que creo entender, no sé si tengo una respuesta satisfactoria para el planteo porque…

 

JF–… no me tiene que satisfacer a mí…

 

JL –Está bien, lo que quiero decir es que ante una intriga de este carácter las respuestas posibles pueden ser; Sí, es algo inapropiado lo que se ha encaminado porque habría tal o cual otra opción. Honestamente yo creo que el gran problema que cualquiera de los ganadores de la segunda vuelta tenía que resolver, son este conjunto complicado y simultaneo de problemas en el que llegamos en diciembre del 2015, con lo cual yo no sé si los economistas de uno u otro candidato discrepaban significativamente en cosas importantes como que había que ver si se encontraba la manera de parar la inflación, que había que resolver el atraso del tipo de cambio, que para resolver el atraso del tipo de cambio una de las cuestiones importantes a resolver era cómo se estimulaba el ingreso correcto de divisas a través de las exportaciones para lo cual el ilusorio tipo de cambio oficial preexistente no servía demasiado y generó la necesidad de encorsetar las compras y ventas al exterior y es lo que se conoció con el nombre de cepo… es decir, todas esas cosas Bein por un lado o los economistas de Macri por el otro decían, palabras más palabras menos, que el camino era duro, era difícil, que había que actuar simultáneamente y que a juicio de unos y de otros no había ninguna medida individual, aislada que pudiera ser suficientemente eficaz para abordar el conjunto. Es más, yo recuerdo que un par de días después del anuncio de levantamiento del cepo en una entrevista periodística Miguel Bein dijo; La verdad yo quizás podría haber tenido algún matiz de diferencia en el aspecto A, B o C pero el camino es este, es decir que había coincidencia.

 

AR–Doctor Javier Lindenboim, soy Ariel Rodríguez.

 

JL – Qué tal, encantado Ariel.

 

AR– Mucho gusto. No, sin duda, el gobierno siempre habló desde que asumió el gobierno de un paquete de medidas, nunca habló de medidas aisladas y de eso estamos de acuerdo. Lo que planteamos aquí con Jorge era si era estrictamente necesario tomarlas todas juntas y de una sola vez, no tanto las medidas estrictamente económicas sino otras aleatorias, como por ejemplo los despidos en el estado, si era estrictamente necesario hacerlo de esta manera y de manera intempestiva cuando quizás se podrían haber tomado el tiempo para analizarlo y hacerlo de manera prolija y evidentemente, efectivamente quise decir, erradicar aquellos ñoquis que no trabajan, no que paguen justos por pecadores, no sé si me explico.

 

JL –Creo que sí y le digo cómo lo miro. Creo que son parte del problema y si yo tengo críticas en estos inicios es porque todavía no encuentro la manifestación de cuál es la estrategia de conjunto. Si usted quiere, yo lo que estoy pidiendo es mayor complejidad pero mayor complejidad que yo presumo que está en la cabeza del equipo económico pero que no está hecho público, y para alguien más o menos conocedor del funcionamiento de la economía, para poder opinar sobre el lugar en el que estamos parados y hacia dónde parece que transitamos, yo necesito conocer cuál es más claramente, cuál es el conjunto de cosas, por ejemplo cuál es la estrategia que se va a plantear el gobierno en materia fiscal, es decir de ingresos fiscales y de erogaciones fiscales. Usted fíjese que los economistas que habitualmente se les ponen mote de ortodoxos lo que sí critican es que parece ser que este gobierno no toma medidas de contención del gasto, todavía ¿si? y yo no le estoy diciendo eso desde el punto de vista de mi mirada que es lo que le estoy requiriendo al equipo económico pero sí que muestre ante la sociedad efectivamente esa complejidad y ese conjunto de herramientas que tienen que actuar simultáneamente, cuáles son, dónde están, hacia dónde se apunta. Entonces el tema específico de los empleos estatales que están en cuestión en este momento, hasta donde yo conozco, son aquellos que fueron configurados en el período más recientes y que usted sabe que hay una normativa que dentro del primer año de vinculación con el ámbito estatal pueden, digamos, conformarse o desconfigurarse los vínculos en materia de personal, después de lo cual se adquirieren derechos de estabilidad perpetua que impide cualquier planteo posterior. Yo hasta donde conozco y puedo estar desinformado, creo que lo que está planteándose no es como dirían algunos economistas ortodoxos, un plan de despidos en el estado para achicar la plantilla, yo creo que hasta donde se ha anunciado de lo que se está tratando es todas aquellas incorporaciones tardías o contrataciones en negro realizadas desde al ámbito del gobierno nacional que se planteaba como meta importante, la del blanqueo de la relación laboral, esas cosas empezar a limpiarlas y creo que si lo quieren hacer a las trompadas, va a ser un error desafortunado, si lo que se quiere hacer es efectivamente, para entendernos con pocas palabras, limpiando los ñoquis, la verdad que me parece que es algo, es una tarea de largo aliento que en algún momento hay que empezarla, pero me parece que esa no es parte de una estrategia general sino de la necesidad de organizar el terreno para empezar a trabajar. Yo le cuento lo casi nada que conozco de algo que me viene preocupando desde hace mucho que es el INDEC; no pueden empezar a trabajar por la maraña que tienen en muchos ordenes pero que yo los sintetizaría en dos; que los responsables de las distintas áreas que existían hasta el 10 de diciembre desaparecieron…

 

JF–Yo coincido con el tema del INDEC y voy a tomar el tema del INDEC porque ahora hay una emergencia estadística que no sé bien demasiado qué es la emergencia estadística. Yo le comento que hace veinticinco años que soy acreditado en el ministerio de economía como periodista destacado por la agencia DYN y por la RAdio de ciudad de Buenos Aires. Digamos, el INDEC es cierto que hubo desmanejos tremendos y mucha manipulación de las cifras, pero también es cierto que cuando se instrumentó el índice, el IPC…

 

JL –Sí.

 

JF– Se hizo con colaboración de técnicos del Fondo Monetario Internacional, entonces ese indicador puede tener más o menos diferencia con las mediciones privadas, no fue tan lejano a las mediciones privadas, y además que un país no tenga estadísticas de ningún tipo sería una complicación, me parece que ahí también estamos… el remedio me parece que complica más que la enfermedad o salvo que no se quiera difundir estadísticas hasta que no se tranquilice la cosa porque en el medio están las discusión paritarias también ¿no? Es un tema complejo también me parece.

 

JL –Sí, yo creo que sí, que es complejo. Pero quiero terminar lo anterior y retomar esto porque me parece que va a lo mismo. Decía que una parte es la desaparición de los funcionarios que tenían responsabilidades y por otro lado la aparente existencia de un ejército de personal que están intentando – dicen – determinar si efectivamente es personal que está capacitado para realizar las tareas que el INDEC tiene a su cargo. Eso mismo es lo que dicen que está ocurriendo en otros ámbitos del gobierno nacional. En cuanto al tema específico de la incumbencia del INDEC, yo me posiciono en un lugar distinto al que usted evalúa en lo del IPC NU. En realidad se dijo que fue con acuerdo con algunos técnicos del Fondo Monetario Internacional pero casualmente no han publicado ni la metodología, ni las canastas regionales, ni los precios medios de los distintos productos, ni ningún elemento que permita hacer pensar que esto sea un instrumento metodológicamente superador. Y me recuerdo y les recuerdo a sus oyentes que cuando las universidades fueron convocadas hace seis años atrás en medio de una situación que ya llevaba dos años de intervención y el gobierno acababa de perder las elecciones, las universidades elaboraron un informe que el gobierno se guardó en un cajón porque no le interesaba que se conozca donde decía que el problema no era metodológico sino de los datos que ponían, es decir de manipulación lisa y llana. Y por otro lado le cuento que hace varios meses atrás cuando ni siquiera se habían hecho las PASO, hay un grupo de ex funcionarios del INDEC que constituyeron una comisión que se llama algo así como de recuperación del INDEC, no recuerdo exacto, y que tiene el nombre de una fallecida ex funcionaria del INDEC que se llamaba Lucía Vera. Yo tuve oportunidad de participar en una reunión hace como seis-siete meses atrás donde se discutían estas cosas; qué podía pasar quien quiera que sea el nuevo gobierno en términos de cómo actuar en materia estadística, se planteaban los conflictos técnicos para publicar en diciembre el informe del IPC de noviembre elaborado por el gobierno anterior y cómo construir por empezar, un mes aunque sea, de buena base para poder a partir de ahí construir una cosa nueva, y eso era antes de que se supiera quién era el que iba a tener a su cargo esta ciclópea tarea. Yo creo que la tarea es, en el caso del INDEC, enormemente grande, creo que ahí también nos debe el gobierno una información de cuáles son los componentes de la estrategia para resolver esos problemas pero me parece que en el aspecto que usted planteaba al principio, que era la cuestión del personal, tiene en común el hecho de que es efectivamente, este gobierno… le hubiera pasado al gobierno de Scioli si efectivamente hubiera querido poner las cosas en orden. Por lo tanto… A ver, yo no tengo idea si a lo mejor dentro de un tiempo, corto, mediano o largo, yo voy a ser uno más de los que critiquen al gobierno que acaba de asumir, yo lo que no quiero es criticar a priori, por las dudas, o por lo que creo que vaya a ocurrir ¿si?

 

JF–Entiendo claramente doctor. Lamentablemente se nos acabó el programa.

 

JL –Es una lástima.

 

JF– Doctor Javier Lindenboim, director del Centro de Estudios sobre Población, Empleo y Desarrollo. Un gusto charlar con usted y seguramente lo volveremos a convocar para seguir charlando sobre temas económicos. Le deseamos que tenga muy buenas noches.

 

JL –Gracias, gracias por el llamado y hasta pronto.

 

JF–Hasta pronto.

Share

Notas de JL

Economista; abuelo de tres hermosuras: Luli, Tini y Tomi; en fútbol sigo a San Lorenzo de Almagro. Sufriente admirador de Buenos Aires.