El mercado laboral en Argentina

Entrevista de El canal de emprendedores, Rosario, 6-7-17 en ocasión de la presentación en las Jornadas Empleo&Futuro organizadas por la Municipalidad de la Ciudad de Rosario

 

DESGRABACION

JL – Las discusiones sobre mercado de trabajo en la Argentina y no sólo en Argentina son muy amplias, me parece que porque tocan el centro de las necesidades que cualquier sociedad tiene porque los seres humanos nos relacionamos a través de lo que producimos e intercambiamos. Desde ese punto de vista lo que yo propongo es que pensemos que esto genera de entrada un modo en que nos repartimos el valor de lo creado, y esa es la distribución del ingreso y eso es el reparto entre asalariados y empresarios. Hay otras posibilidades, está el trabajo autónomo, etc., pero lo que nos configura principalmente es esta relación. Desde ese punto de vista, como es algo que a mi modo de ver es algo que no siempre se tiene presente, que esos son los motores dentro del capitalismo en el que vivimos, eso es lo que creo yo que vale la pena tenerlo en cuenta cuando nos enfrentamos a problematizar, a discutir o a resolver las cuestiones de inserción laboral, especialmente de los más jóvenes que recién inician sus primeros esfuerzos. Desde ese punto de vista hay muchas cosas que se derivan que tienen conexión con la acción estatal en materia de redistribución cómo capturar parte de la riqueza que se genera para dirigirla hacia otros propósitos redistributivos, aquellos que quedaron medio desfavorecidos en la distribución inicial, pero todo esto está dependiendo en gran medida del primer momento y en el primer momento hay cuestiones que tienen que ver con la tecnología, como conocemos, y tiene que ver con la capacidad de mejorar nuestra productividad, como sociedad, como economía, en las empresas y en nuestro trabajo propiamente, por eso las tareas de formación permanente son una parte constitutiva y esencial. Desde esa mirada, reconocer qué ha venido pasando en la Argentina en los últimos diez-quince-veinte-treinta años es – creo yo – importante para poder focalizarnos mejor en identificar los obstáculos que tenemos y los caminos posibles.

Digamos, una cosa es todo lo que pueda hacer el estado en materia de formación, que eso tiene que ver con la educación formal y tiene que ver con muchos otros mecanismos, no de la educación formal que contribuyen al mismo procedimiento, pero en términos socio-laborales creo yo que una de las tareas más imprescindibles es la que tiene que ver con la protección del trabajo en materia de trabajo registrado o no registrado. Yo tiendo a llamar al trabajo no registrado como trabajo precario, digo que el trabajo precario subsiste en buena medida porque hay vastos sectores productivos, empresarios de distinto tamaño, que están alejados de la legalidad y como están alejados de la legalidad, no aportan impositivamente y como no aportan impositivamente les conviene pagar en negro. Sintetizando mucho. Bueno, ese campo – creo yo – es uno extremadamente relevante, para el cual las tecnologías modernas, la digitalización de la vida en la que estamos inmersos puede ser un factor de utilidad para la gestión estatal para convencer a todas las empresas, las más grandes, las del medio y las más chicas, que es responsabilidad social de todos nosotros estar en blanco y tener a nuestros trabajadores de esa manera. Yo creo que solamente eso eleva varios puntos de la participación de los ingresos salariales en la riqueza general y eso es muy bueno. Pero es difícil imaginarse que un empresario que naturalmente en el capitalismo lo que procura es tener ganancia y que esta ganancia sea cada vez más importante en términos de su inversión, se olvide de eso, pero sin olvidarse de eso que es lo que lo mueve, indudablemente esta noción que decíamos hace un momento, estamos en una sociedad y si en una sociedad no velamos cada uno desde nuestro rincón por comportarnos solidariamente, lo que estamos haciendo es desfavoreciendonos a nosotros mismos, sino mañana o pasado y esa creo que es una tarea extremadamente lenta pero imprescindible de lograr. Para todo esto no es el caso del ámbito de Rosario ni de la provincia de Santa Fe pero a nivel nacional hemos padecido los últimos diez años, de una carencia de información

estadística por la ruptura del Instituto Nacional de Estadística y Censo y el falseamiento de las estadísticas, que en buena medida está tratándose ahora de recomponer pero es una tarea muy lenta porque sabemos que un artefacto, un edificio, una construcción es muy fácil derribarla, a veces con un sólo golpe se logra, pero volverla a construir lleva mucho trabajo, mucha energía, mucho esfuerzo, mucha convicción. En eso estamos y creo que es responsabilidad de todos, no sólo de los funcionarios del INDEC,

toda la sociedad tenemos que ser conscientes de eso. Eso sí estaría bueno agregarlo.

Share

Notas de JL

Economista; abuelo de tres hermosuras: Luli, Tini y Tomi; en fútbol sigo a San Lorenzo de Almagro. Sufriente admirador de Buenos Aires.