Entrevista de Chequeado.com

#Spots FIT: “Los supuestos opositores gobernaron con un 40% de precarización”

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

 

Si bien este indicador no tiene una única manera de medirse, las fuentes oficiales y alternativas calculan que la precariedad laboral es similar a la marcada por el FIT.

Los supuestos opositores gobernaron con un 40% de precarización”, señala en un spot electoral Néstor Pitrola, candidato a senador nacional del Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT) por la Provincia de Buenos Aires. Así, criticó la política laboral del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, ahora candidata a senadora por Unidad Ciudadana. ¿Qué muestran los datos?

Según afirmó a Chequeado Javier Lindenboim, director del Centro de Estudios y Población, Empleo y Desarrollo (CEPED), “la precariedad alude a un vínculo salarial”, por lo que se debe analizar la cantidad de trabajadores que reciben un sueldo y no están registrados, es decir, que no tienen aportes jubilatorios. Actualmente, en todo el país son el 33,7% de los asalariados según el último dato del INDEC del segundo trimestre de 2017.

La serie oficial muestra que “el gobierno de Néstor Kirchner comenzó con 43,5% de precariedad laboral”, recordó Lindenboim. Además, señaló que “ese nivel se achicó con cierta velocidad desde 2005 hasta 2007, y que luego de la intervención del INDEC hubo una fuerte caída durante el primer mandato de Fernández de Kirchner, aunque sostuvo que “es difícil saber si fue real o producto de la manipulación”.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el empleo no registrado “es una de las principales manifestaciones de precariedad”, pero también agrega otras como “la temporalidad de los empleos y contratos, la forma de determinación de salarios, las condiciones laborales, la protección legal referida a despidos injustos, las prácticas laborales no aceptables, la falta de protección de la seguridad social y los bajos ingresos”.

María Formichella, investigadora del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales del Sur (IIESS) de la Universidad del Sur, coincidió en que “existen otras condiciones que hacen que el concepto de precariedad laboral sea más amplio”. Si se analiza a los trabajadores asalariados y cuentapropistas (como, por ejemplo, los monotributistas), y de ese universo se considera a los que no están registrados, Formichella calculó que “el porcentaje durante el último gobierno de Fernández Kirchner (2011-2015) fue cercano al 40%”.

Igualmente, en diciembre de 2015 el gobierno de Mauricio Macri declaró la “emergencia estadística” del INDEC, y aconsejó no tomar las estadísticas producidas por este instituto en el período 2007-2015.

Martín Trombetta, investigador en la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS) y profesor en la Universidad Argentina de la Empresa (UADE), dijo a Chequeado en esta nota que “no hay una definición técnica de lo que es precarización laboral”, aunque se suele incluir, además de a los trabajadores no registrados, “a todos aquellos que no reciben aguinaldo, vacaciones pagas, días pagos por enfermedad o que su sueldo es menor al salario mínimo, vital y móvil (SMVM)”.

Si se toman los puntos enumerados por Trombetta, al analizar la EPH del segundo trimestre de 2016 (la primera de la nueva gestión del INDEC) se observa un 49,7% de precariedad laboral. El último dato disponible es del primer trimestre de 2017 (42,7%), pero no es comparable con los anteriores ya que no se puede ver la variación interanual.

De acuerdo con un análisis del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, entre 2010 y 2016 “los indicadores laborales muestran la persistencia de precariedades y desigualdades estructurales”. En este sentido, el documento afirma que en 2015 la mitad de los trabajadores (asalariados y no asalariados) no contaban con aportes jubilatorios. “Entre 2010 y 2016, la tendencia es significativa en cuanto a un aumento en el porcentaje y cantidad de trabajadores excluidos de la seguridad social (de 47,7% a 51,3%)”, destaca el informe de la UCA, fuente citada últimamente por Unidad Ciudadana en, por ejemplo, temas de pobreza.

Según informaron a Chequeado desde el sector de Prensa del FIT, “el 40% es un redondeo” de la suma de los indicadores de desocupación, subocupación y la precariedad laboral en hogares con jefes y jefas asalariados, que calculó la Dirección de Estadísticas de la Ciudad de Buenos Aires para 2016. Si bien, según los especialistas, no es correcto considerar a los desocupados o subocupados en el cálculo de precarización, los datos disponibles marcan que este indicador osciló en los últimos años del gobierno de Fernández de Kirchner cerca del 40%marcado por el FIT.

Share

Notas de JL

Economista; abuelo de tres hermosuras: Luli, Tini y Tomi; en fútbol sigo a San Lorenzo de Almagro. Sufriente admirador de Buenos Aires.